APRENDER A SOLTAR: OTOÑO

La naturaleza nos habla de estaciones, nos abre a vivir cada tiempo con su ritmo y significado. El otoño es la estación del año en que vemos como las hojas se sueltan…tenemos que aprender de esta estación a desprendernos, descargarnos, dejar caer todo lo que en nuestro día a día nos pesa, nos entorpece, nos hacer ser peores o no nos deja, simplemente SER.

La descarga que nos procura el descanso en el silencio ha de abrirnos y encaminarnos hacia una nueva actitud, hacia un nuevo modo de estar y de hacer en el que pasamos de “cargar” a “hacernos cargo”. Otoño es el escenario donde las hojas inician la maravillosa danza del soltarse.

José María Toro. DESCANSER. Descansar para Ser.
(Editorial Desclée de Brouwer. 3ª edición)

PROPUESTA DE TRABAJO: Ser conscientes de las cosas, personas, actividades…que tenemos en nuestra vida que deberíamos dejar ir, soltar…

  1. Se entrega a cada uno un dibujo de una hoja o se pide creatividad y que cada cual dibuje una hoja. En su interior escribimos a modo de diario de sentimientos todo lo que en este momento de nuestra vida tenemos que dejar caer para poder seguir adelante, para dejar espacio para lo «nuevo» en la primavera de nuestra vida, de nuestro ser. Buscamos acciones concretas y posibles para que esto sea posible y las anotamos por detrás de la misma hoja. Terminamos con un compromiso personal para lograr soltar estas cargas más o menos pesadas. Decoramos la hoja y y la guardamos en un cuaderno diario o la pegamos con la posibilidad de mirar la parte de atrás, para, antes de la llegada del invierno revisemos si lo hemos logrado. Si la respuesta es no, nos preguntamos ¿por qué? ¿Qué puedo hacer? ¿Qué necesito? para avanzar en nuestro crecimiento personal y dar paso a la siguiente estación: El invierno

Publicado por

Pedrolupi

Profe de Religión desde el 91, coach educación, formador de formadores y ponente de educación EMOCIONAL y ESPIRITUAL